78 m² distribuidos en cuatro laboratorios equipados con instalaciones de agua, vacío, gases especiales, equipo de laboratorio y equipo de cómputo, así como 70 m2 con dos cubículos y área general para estudiantes donde realizarán actividades dos técnicos, una postdoctorante y 18 estudiantes.

El área de Microbiología donde se realizan análisis de bacterias y protozoarios parásitos, complementando el trabajo en el área de Cultivo Celular donde se realizan experimentos de infectividad de patógenos virales, el área de Microscopía y el área de Biología Molecular donde se cuenta con la capacidad para la detección específica de microorganismos (virus, bacterias y protozoarios), por observación directa de estructuras específicas marcadas con fluorescencia o a partir de la amplificación de segmentos de su genoma.

El área de Fisicoquímicos donde se realizan determinaciones de materia orgánica, nutrientes, y se procesan parámetros obtenidos in situ, así como preparación de muestras para Cromatografía; donde se lleva a cabo análisis de compuestos orgánicos, que incluye plaguicidas organoclorados, derivados de combustibles, así como trihalometanos, subproductos de cloración en agua. Adicionalmente y con el propósito de ampliar la capacidad de análisis de muestras ambientales, se ha solicitado a CONACYT un cromatógrafo de gases acoplado a un espectrómetro de masas-masas para la determinación, confirmación y cuantificación de una mayor diversidad de compuestos de tipo orgánico.

Laboratorio de Ecogenómica

162 m² en un área para 38 usuarios. Cuenta con cinco cubículos para investigadores y una zona de becarios con equipo de cómputo. Cinco laboratorios de investigación equipados para la preservación de muestras y su análisis a nivel genético y fisicoquímico. Cuenta con instalaciones de gas LP, vacio, agua destilada así como equipo especial de laboratorio y computo.